FORO POLITICO

Por Salomón García Gálvez.
SUCESIÒN 2018: PRI, DAÑADO.
Atípica será la sucesión presidencial del 2018, no solo por las alianzas contra natura que pretenden hacer líderes de partidos antagónicos sino porque en el escenario electoral aparecerán los llamados “candidatos independientes”.
El PRI, “echará su resto” en el juego sucesorio del 2018, luego de fracasar y resultar derrotado en importantes plazas como Veracruz, puebla, Durango y Chihuahua, entre otros.
Los escándalos sobre corrupción de ex gobernadores priistas –Javier Duarte, de Veracruz, por ejemplo- colocan al PRI como el partido que encubre a sus políticos y que solapa las peores corruptelas.
El PAN, también resulta dañado por el corrupto ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrès, quien también anda prófugo de la justicia, igual que su homólogo de Veracruz.
Tal parece que la huida de ambos ex gobernadores fue un acto pactado entre el PRI y PAN con el gobierno federal que, a través de la PGR, hace la finta y amenaza que “serán capturados”. Duarte y Padrès están muertos de risa.
La atípica sucesión presidencial del 2018, hay quienes proponen una segunda vuelta si el candidato ganador no logra una votación del 50 por ciento más uno, dos, tres, cuatro, cinco, en fin…
Tal propuesta es de dirigentes priistas y panistas, quienes harían -en la segunda vuelta- una alianza para frenar al supuesto puntero en las encuestas: Andrés Manuel López Obrador, dueño del partido Morena.
El presidente Enrique Peña Nieto, quien ya presenta un enorme desgaste en su imagen, dice que no estaría de acuerdo con cambiar las reglas electorales para el caso de la sucesión presidencial.
Peña Nieto, en los próximos meses ya no estará en condiciones de oponerse o vetar decisiones de la Cámara de Senadores ni de diputados federales, cuyas instancias serán el contra peso presidencial.
El Presidente aduce: “Las segundas vueltas son ficticias; no es el momento más oportuno para pretender hacer un ajuste a las reglas que habrán de seguirse en la elección presidencial del 2018”.
Veremos cómo serán las reacciones de los integrantes de la llamada Nomenclatura del PRI; los que verdaderamente mandan en ese partido, que a menos de dos años de entregar el poder, ya vive el peor desgaste en su historia.
Será muy difícil que el PRI retenga el poder presidencial para el 2018. El PRI sigue en primer lugar, le sigue el PAN, luego Morena y en cuarto lugar el PRD. El PVEM y el MC van en quinto lugar en preferencias y hasta el sexto sitio los partidos de la “chiquillada”.
Los futuros “candidatos independientes” serán la novedad, pero en la última elección no impactaron ni tampoco “pegaron” en el ánimo del electorado en varios estados.
Ante tal escenario, un PRI desgastado, va a la guerra electoral con todo lo que tiene en su arsenal. Lo único que puede salvar al tricolor de una vergonzosa debacle es su sólida estructura, su maquinaria electoral y su “voto duro”.
ASTUDILLO, INFORMA AL CONGRESO.
Esta mañana el gobernador Héctor Astudillo Flores, acudirá ante la representación popular que es el Congreso Local, para rendir su primer informe de trabajo y enviar un mensaje a la población guerrerense.
El mandatario estatal ha recorrido los 81 municipios del estado junto con su esposa Mercedes Calvo de Astudillo, para entregar recursos y obras o poner en marcha proyectos productivos. Eso le mandata la Constitución.
La espiral de la violencia es imparable, la ejecución cotidiana de personas continúa, el enfrentamiento entre agrupaciones que manejan policías comunitarias es la nota negativa; todo esto ha acompañado el inicio del sexenio astudillista.
La desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa no es culpa del gobierno que encabeza Astudillo Flores; el crecimiento de los grupos armados de “auto defensa” como el FUSTEG, UPOEG o CRAC, son herencias de los antecesores del gobernador Astudillo Flores.
El déficit financiero, la deuda externa del gobierno estatal y la existencia de “presos políticos”, también son herencias para el gobierno astudillista, de quienes le antecedieron.
Este día, Astudillo Flores acudirá ante el Congreso, para dar cuenta del primer año de su trabajo como gobernador.
Diputados de todas las fracciones –PRI, PRD, PAN, PVEM, MC, PT, Morena-, fijarán posturas en torno al primer informe del mandatario estatal.
Grupos radicales y chantajistas -que se oponen a todo- amenazan con realizar acciones, pero desde anoche el aparato gubernamental desplegó un operativo para prevenir eventos que puedan provocar un boicot al primer informe del gobernador Astudillo Flores… Punto.
salomong11@yahoo.com.mx

 

img-20161026-wa0024o

2
20
fb-share-icon20

Comments

comments